Assassin’s Creed Revelations: Descubre los misterios de Ezio Auditore

Una de las grandes nuevas franquicias de videojuegos de esta generación, ha sido, sin duda, Assassin’s Creed, un juego que ha ido mejorando poco a poco con cada nueva entrega. Tras una primera parte decepcionante, una buena secuela y un notable La Hermandad, ahora Ubisoft intentará conectar todas las historias y dar un final a la historia de Ezio Auditore con Assassin’s Creed: Revelations, que aparece hoy en las tiendas de toda España y que dejará satisfechos a los fans de la saga.

Y es que Assassin’s Creed: Revelations no es, como tampoco lo era La Hermandad, un buen punto de partida para comenzar con esta saga. Como secuela directa del juego anterior, aquí veremos a un Ezio Auditore ya entrado en años y que hará referencias continuas a lo ocurrido en otras entregas de la saga, ya que viajará para intentar saber todo sobre Altair, el protagonista del primer juego y antepasado suyo. Esto no es baladí teniendo en cuenta que Ubisoft ha querido centrarse en el argumento más que nunca, ofreciendo algunas escenas cinemáticas dignas del mejor Hollywood.

En esta ocasión controlaremos a Ezio y a Desmond, al que parece habérsele dado más importancia en lugar de ser una simple excusa argumental. Además, veremos nuevas armas (como nuevas bombas o cuchillas que hacen las veces de tirolinas) y la vista en primera persona cambiará para dar más importancia al “sentido de águila”, un nuevo modo de ver el juego que permitirá encontrar traidores entre la multitud.

En esta ocasión Ezio es un poco más débil que en juegos anteriores (o los enemigos un poco más fuertes), para equilibrar la balanza y realizar un juego más compacto, algo a lo que se suman los nuevos modos multijugador, “Duelo a muerte”, “Asalto al artefacto”, “Robo de Artefacto”, “Corrupción” o “Asesinar”, que, para sorpresa de muchos, darán importantes datos del fondo de Assassin’s Creed: Revelations, con pequeñas misiones orientadas a la historia y personajes cuyo destino se entrecruzará con el de Ezio.

¿Qué más se puede decir de Assassin’s Creed: Revelations? El aspecto gráfico, aún siendo similar a anteriores entregas, se ha mejorado notablemente, y poco queda ya de aquel primer Assassin’s Creed con bugs acechando tras las esquinas. La ciudad que exploraremos, Constantinopla, será completamente nueva y veremos una nueva tecnología de reconocimiento facial gracias a la técnica Mocam.

Los aficionados a jugar online también estarán de enhorabuena: 17 mapas que variarán entre el día y la noche, personajes personalizables (tanto en aspecto como en habilidades), nuevos modos y aventuras en un juego que, sin despreciar la campaña para un jugador, saber dar lo que muchos buscábamos en un Assassin’s Creed: La combinación perfecta entre varias horas de juego en solitario y en grupo.

¿Lo malo? Aparte de la poca variedad de misiones secundarias, que es inevitable que un Assassin’s Creed, a estas alturas, no se convierta en algo repetitivo. Tenemos uno al año con sus prescindibles secuelas y spin-off portátiles, y aunque siguen siendo juegos notables, muchos ya esperan una revolución en la próxima entrega de la saga, que presumiblemente presentará a un nuevo asesino, dando así por terminada la saga de Ezio y Altair de una vez por todas. ¿Qué secretos tendrá este Revelations en su interior? ¡Habrá que comprárselo para saberlo!

Esta entrada fue publicada en PlayStation 3, Ubisoft, Videojuegos, Xbox 360 y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.