Los 6 videojuegos más descaradamente publicitarios

El mundo de los videojuegos está mejor que nunca: La industria crece a pasos agigantados, las sagas recaudan más y más dinero, algún juego incluso tienen alguna mecánica original… y, mientras, los fans corean cada secuela, cada nueva adaptación y cada remake. Sin embargo, hubo una época que no fue tan buena, donde los videojuegos aún se estaban explorando como una manera de publicitarse. Aunque muchos de los juegos actuales apuestan por la publicidad in-game, antaño las mascotas publicitarias protagonizaron auténticos bodrios insalvables que aún son recordados por los amantes de los juegos más zarrapastrosos. He aquí los seis peores intentos de meternos publicidad hasta jugando. ¡Menos mal que nunca funcionó bien!

6-Spot: The cool adventure

Cool Spot fue una mascota de 7Up bastante conocida a finales de los años 80. Mientras que en Europa, Fido Dido marcaba la diferencia, en EEUU un círculo con extremidades y gafas de sol (le faltaba solo una gorra con la visera hacia atrás y un monopatín para ser lo más cool del momento) arrasaba. Y como arrasaba, claro, le hicieron su propio videojuego para Génesis y NES en 1993, titulado, precisamente, Cool Spot. Menos broma, porque el juego, bastante genérico pero decente, ganó varios premios al mejor sonido del año, tanto que incluso tuvo una secuela muy difícil, Spot Goes To Hollywood. Pero en el mismo año que Cool Spot tenía éxito, una especie de spin-off apareció para Game Boy: Spot, The Cool Adventure. La Aventura Guay. El juego era una especie de copia de Super Mario Bros (incluyendo el mapa de la tercera parte) y se basaba en… bueno, avanzar por una pantalla mientras saltamos encima de enemigos o les tiramos bloques cuadrados. Además, las botellas de 7Up hacían las veces de corazones. Un juego tan tedioso por los efectos de sonido de los pasos de Cool Spot como aburrido y mecánico. Digno de ser olvidado para siempre.

5-Pepsi Invaders

Coca-Cola estaba harta de que Pepsi le robara clientes, por lo que decidió sacar un hack del archiconocido Space Invaders para Atari, en una de las estrategias comerciales más alucinantes que hayamos podido ver jamás. Corría el año 1983 y Coca-Cola realizó Pepsi Invaders (también conocido con el muy sutil nombre de Coke Wins), un juego que, para ser fieles a la realidad, solo contó con 125 copias, otorgadas a cada uno de los integrantes del equipo de ventas de Coca-Cola junto con una Atari VCS. ¿Y qué tenía el juego? Pues, simplemente, cambiaba las seis naves extraterrestres por las cinco letras de la palabra Pepsi y un marcianito al final, con la idea de que disparar a Pepsi incentivaría las ventas. Pepsi Invaders cuesta ahora miles de dólares y es uno de los juegos más complicados de encontrar hasta la fecha, tan solo disponible de casualidad. Una pequeña joya que a nadie extraña que acabar en muchos áticos y cubos de la basura.

4-Donald Land

McDonald’s siempre ha estado interesada en el mundo de los videojuegos: MC Kids fue un decente juego bastante decente (pero con poco éxito) lanzado en 1992, acusado de ser un semi-plagio de Super Mario Bros, y McDonald’s Treasure Land, de 1993, fue, incluso, realizado por la conocida productora Treasure (Sin and Punishment, Gradius V, Gunstar Heroes) y resulta, para muchos, notable. Pero si nos remontamos a unos años antes, vemos Donald Land, un juego japonés lanzado en 1988 y protagonizado por Ronald McDonald, llamado en Japón “Donald” por el problema japonés al pronunciar la letra R. En este extraño juego, la mascota de la empresa tendrá que traer paz a su mundo recuperando a sus compañeros secuestrados. ¿Y qué puede usar el payaso de las hamburguesas para luchar contra sus enemigos en un escenario formado por racimos de uvas? Está claro: Manzanas explosivas. ¡Si es que la fruta nunca fue buena! A cambio, ¿qué le da la vida? Pues claro: ¡Hamburguesas! Todo ello enmarcado en un videojuego genérico en 2D que, por suerte, no salió de Japón. Si somos sinceros, el juego no estaba mal, pero la mera idea es bastante terrorífica. Al menos no se ocultaba tras una cortina de comida sana, oigan.

3-Chester Cheetah: Too Cool To Fool

Aunque a España llegó algo tarde y por aquella época los fans de Cheetos adorábamos a los Masqueseros (Bolitas, Ricitos, Torciditos y el casi desconocido Tubitos), Chester Cheetah, la mascota sin carisma de Cheetos, intentaba triunfar en Estados Unidos. Sus gafas de sol y su actitud funky ante la vida le hicieron aparecer en los cómics de Sonic (tal cual) y protagonizar un par de juegos en los años 90 que muchos en América aún intentan olvidar. No tanto Wild Wild Quest, la secuela que llegó en 1993, como Too Cool To Fool, el juego primigenio que se disfrutó (es un decir, claro) en Super Nintendo y Mega Drive a finales de 1992. En el juego, Chester intenta huir del zoológico donde está recluido con la ayuda de sus amigos (y juramos no estar inventándonos esto) Hip-O y Funky Monkey, yendo hacia adelante en el mapa y pudiendo andar, correr y saltar, acabando con enemigos tan malévolos como tortugas y recogiendo Cheetos perdidos. Otro de los objetos permitía a Chester tocar la guitarra, y andar cargándose enemigos con su ritmo brutal. Tristemente, es un juego lento, repetitivo y tan genérico que no da ganas de comer Cheetos: Da ganas de ahorcarse. El juego no salió de EEUU. Algo es algo.

2-Pepsiman

Cuando Pepsi trataba de encontrar su lugar en Japón, en 1996 apareció una nueva mascota cuya mayor preocupación era, literalmente, apagar la sed de los demás. Duró hasta 2003 y por el camino tuvo tiempo de protagonizar todo tipo de merchandising y, claro está, su propio videojuego para PlayStation. En 1999, Pepsiman se lanzaba a protagonizar un descarado videojuego comercial… Y, para sorpresa de muchos, realmente divertido. El juego trata, como se puede imaginar viendo al personaje, de correr de un lado a otro con una Pepsi en la mano tratando de que los niños del mundo siempre estén refrescados. Mientras corres, todo tipo de problemas se pondrán en tu imparable camino: Obras, camiones… Una acción frenética que dura cuatro pantallas y que se hace algo difícil de controlar, pero es tan divertido como frustrante. El ejemplo de cómo hacer un videojuego abiertamente descarado y descaradamente divertido.

1-King Games

Que los juegos anteriores pasaran en los años 80 y 90 aún tiene un pase: La industria buscaba modelos de financiación, las marcas querían abrirse a nuevas experiencias… En la última década, los juegos promocionales se han destinado a Facebook… ¿o no? ¡Claro que no! Burger King, la famosa hamburguesería, decidió hacer tres juegos llamados King Games para Xbox (y también para Xbox 360) por un irrisorio precio. ¿Y cómo resultaron? Habrá que verlo. PocketBike Racer fue el primero, un clónico de Mario Kart que te permitía correr con el Rey de Burger King o con, bueno, un pollo gigante. Ni las pistas (las… cinco) daban mucho de sí, ni los modos y los objetos eran mejor que genéricos. Al menos su juego online dejaba alargar el juego unr ato más. Sneak King nos pone en la piel del Rey, que se dedica a dar hamburguesas de la marca a toda la gente hambrienta en cuatro diferentes ambientaciones. El problema es que, para darla, nos esconderemos en cubos de basura o asustaremos a la gente para que se coma nuestras hamburguesas. Claro está, esto es debido a que la gente hambrienta no puede ver que queremos darles hamburguesas o perderán su apetito (eh… ¿qué?). Si consigues dar la comida con estilo, el Rey bailará e incluso podrás desbloquear logros para Xbox 360. Finalmente, Big Bumpin tiene lugar en los coches de choque y resulta ser el mejor de los tres: Cinco minijuegos divertidos que se pueden jugar online y que nada tienen que ver con lo que uno puede esperarse de un juego promocional y barato.

¿Conocéis algún juego más descarado? ¿Creéis que ir en coches de choque ayuda a comer hamburguesas? ¡No dudéis en comentárnoslo!

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Top 10, Videojuegos y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Los 6 videojuegos más descaradamente publicitarios

  1. ikatza dice:

    ¿Que si conocemos alguno? ¡Habre bien la boca nena!

    http://en.wikipedia.org/wiki/Category:Advergames

  2. Miguel dice:

    ¡Pepsi man es un crack! Los otros no los conocía pero con lo visto en los vídeos es suficiente :)