Los 9 objetos de merchandising más raros de los videojuegos

Si de algo saben los amantes de los videojuegos (al igual, por otro lado, que los amantes del cine, las series de televisión y cualquier cosa que implique fanatismo y tumbarse en un sillón durante horas) es de gastar mucho dinero en objetos decorativos que ninguna madre aprobaría. Hablamos, claro, del merchandising, una de las mayores fuentes de ingresos del mundo videojueguil (aparte, claro, de los propios juegos en sí mismos) y que, a lo largo de los años, nos ha dado desde cosas muy curiosas (una lata de bebida energética de Mega Man) hasta las cosas más absurdas e innecesarias, pasando por figuras a tamaño real de Kratos o libros de arte preciosos de ver. Pero, claro, hay que estar atentos, porque la fiebre consumista puede llevarnos a consumir productos con una calidad nefasta. ¿Cómo? ¿Que no os lo creéis? ¿Que todo el merchandising de videojuegos tiene cierta calidad? ¡Quitaros esa idea de la cabeza leyendo y sorprendiéndoos con los 9 objetos de merchandising más raros de la historia de los videojuegos!

9-El helado de Farmville

La ideaca: Cuando Farmville, el juego social de Facebook, se convirtió en un exitazo sin precedentes, los chicos de Zynga (la productora del juego) hicieron un trato con la compañía de supermercados 7-11 para promocionar el juego. El primer paso fue vender productos campestres en un stand con el logotipo del juego, y el segundo, realizar vasos de batidos con la imagen de Farmville, YoVille o Mafia Wars. El último paso para la dominación mundial sucedió en verano de 2010, cuando salió a la venta un helado con “sabores artificiales y naturales”. Más concretamente, con sabor a vainilla. Por apenas dos dólares, la gran ventaja de este helado es que te permitía utilizar un código que te daba objetos exclusivos en el juego (más concretamente, una vaca. ¿Sería una indirecta?). Dado que en su día fue uno de los mayores exitazos… ¿Cómo no iba a triunfar?

¿Tiene sentido? Oh, claro que tiene sentido. ¡Todo el del mundo! Dado que en el propio juego de Farmville se podían conseguir helados (con una pinta más apetitosa que ésta, por cierto) y todo el mundo estaba loco por conseguir objetos nuevos, por ridículos que estos fueran, ¿cómo no iba a triunfar? La oferta continuó en los 7-11 hasta que Farmville dejó de ser un fenómeno de masas. ¿Quién puede culpar a Zynga? ¡Todos nos habríamos aprovechado!

8-La comida de Pokémon

La ideaca: Desde el mismo momento en el que Pokémon se transformó en el macro-éxito que es hoy en día, multitud de empresas de comida han aparecido, sobre todo en Japón, ofreciendo algunas de las delicias gastronómicas más extrañas que hemos visto nunca (sí, incluso más que los cereales de Pac-Man). Desde gofres con la cara de Gengar, Elekid, Togepi o Pikachu hasta salsa de curry de Pikachu (porque ya sabemos que Pikachu y el curry se llevan la mar de bien), pasando por furikake con calcio extra de Pikachu (¡con un cromo de una pokéball en el interior!), miel de Munchlax y Combee o ketchup de Charizard y Squirtle. Y eso por no hablar de los caramelos de Eevee, los chupa-chups con forma de pokéball o las galletas de Piplup. Y os aseguramos que hay mucho, mucho, mucho más, desde piruletas hasta macarrones con queso. No, no es una broma.

¿Tiene sentido? Desde el punto de vista del marketing, una piruleta de Pikachu tiene sentido, por mal que esté hecha. Pero curry o miel… Es, simplemente, aterrador. Sobre todo, si nos paramos a pensar qué tiene que ver la miel con Munchlax y de dónde se la han sacado. Desde el punto de vista del juego, como la mitad del merchandising de Pokémon, no, no tiene absolutamente nada que ver. ¿Tanto costaba sacar un Carameloraro, una poción o un guiño similar al jugador? En fin, ¡comamos este filete de ternera de Charmander y no preguntemos de dónde ha salido!

7-El ajo de A Vampyre Story

La ideaca: En Sega, los mandamases regalaron a sus empleados una copa de vino para celebrar el décimo aniversario de Sonic, y se convirtió en uno de los objetos de coleccionista más buscados del mundo de forma casi inmediata. Así que los productores de A Vampyre Story pensaron: “Eh, ¿y si hacemos lo mismo? ¿Y si mandamos a la prensa una cosa muy simple pero que luego se convierta en un objeto hiper-vendido por eBay?”. Dicho y hecho, aunque de una forma, digamos, más cutre que en Sega (y tiene mérito hacer las cosas más cutres que en Sega): Desde Autumn Moon, la productora, se mandó a la prensa especializada… Un ajo. Sí, un ajo. No un ajo-peluche, o un ajo inflable: Un simple ajo con una etiqueta en la que estaba escrito “Usar en caso de ataque de vampiro”, y una página web en la que jugar una demo. La idea no es mala del todo. Ahora, no creo que nadie conserve esta pieza de merchandising tan… auténtica en su casa.

¿Tiene sentido? Sí, claro. Al fin y al cabo son vampiros, el ajo tiene una advertencia sobre ellos, permitía jugar a una demo exclusiva… ¡Sentido, todo el del mundo! Ahora, otra cosa es que el departamento de marketing de A Vampyre Story sea de lo más vago que hemos visto en nuestra vida. ¿Queréis vosotros también un objeto de merchandising de coleccionista? Ya lo tenéis en vuestro supermercado habitual.

6-El papel higiénico de No More Heroes

La ideaca: Suda 51, el productor al que todo se la suda (¡perdón por el chiste! ¿A dónde vais con esos machetes? ¡¡Aaaaah!!) debió pensar que había hecho un juego “bueno que te cagas”. Dicho y hecho: Para la promoción de No More Heroes regaló a todos los que reservaran el juego en Japón… rollos de papel higiénico con el envoltorio oficial del juego, y la cara de Travis y el resto de personajes en el papel en sí. ¡Y no, el juego no era malo, no es como si nos regalaran un papel higiénico de Superman 64, que destrozaríamos con ganas y orgullo! Hay que decir que, cuando Suda y Wada se sentaron a firmar videojuegos y rollos de papel, absolutamente nadie fue al evento, comprando el juego la prensa en si misma. Tan triste como suena.

¿Tiene sentido? Desde luego. No solo es llamativo (y, de hecho, es un regalo que en su día dio bastante titulares a No More Heroes), sino que, además, en el juego se puede guardar la partida cuando Travis, el protagonista, va al cuarto de baño. Original, divertido y con mucho sentido. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, sí, claro, que alguien hubiera comprado el juego en el país nipón.

5-El aftershave de Resident Evil 4

La ideaca: Cuando salió Resident Evil 4 (justo antes de que la saga cayera en ese pozo sin fondo que son los episodios 5 y 6), Capcom sacó a la venta la Leon’s Collection, o, lo que es lo mismo, una serie de productos diseñados para hombres que quisieran parecerse a Leon Kennedy, tales como camisetas, gafas de sol, vaqueros, guantes, colonia… O una de las joyas de la corona, un aftershave con la forma de los objetos que contienen en su interior el Virus-T. Ya sabes: No solo quieres parecerte a León, debes querer afeitarte como él. Eh, ¿y si cuela?

¿Tiene sentido? No. En absoluto. No es que Leon Kennedy destacara por estar bien afeitado ni nada parecido. Sí, no salía con barba de ocho días, pero es bastante improbable que alguien al jugar pensara “Ay, quién tuviera el mismo aftershave de este tío”). Si asociar en general cualquier videojuego con el arte de afeitarse ya es algo raro, hacer que este videojuego sea Resident Evil 4, un juego repleto de zombies en el que los personajes no paran de correr y esconderse… No, definitivamente no tiene mucho sentido. Nadie duda que el aftershave sea de calidad, pero simplemente no tiene ningún sentido.

4-Los dardos de Devil May Cry

La ideaca: Devil May Cry vendió más de 2 millones de videojuegos, convirtiéndose así en un éxito inesperado. A Capcom (los que intentaron colarnos un aftershave de Resident Evil 4) les pilló tan de sorpresa que sacaron a la venta todo lo que tenían en sus almacenes de merchandising, tuvieran o no sentido. Así es como trataron de expandir el mercado: Mientras que, en tiendas de videojuegos, podíamos ver figuritas de Dante en diferentes posiciones, en las boleras salieron a la venta… Dardos de Devil May Cry, un bonito envoltorio (¡en dos modelos diferentes!) que guardan unos dardos iguales que los de cualquier tienda especializada.

¿Tiene sentido? Eh… No, en absoluto. Ni Dante utiliza dardos en ningún momento del juego, ni hay una diana cerca, ni nada parecido. Se le puede encontrar cierto sentido si tenemos en cuenta que apareció una diana digital licenciada de Devil May Cry 4, en la que se podían ver fondos de pantalla del juego y… eh… ¿efectos de sonido? El precio de esta diana, ni más ni menos que 250 euros, que, combinada con los dardos, puede darnos unos 275. ¿Quién puede decir que no a una ganga con tanto sentido como esta? Si hubiera tenido éxito, ¡preparaos, bolas de bolos de Devil May Cry, porque allá vamos!

3-La almohada abrazable de Dead Or Alive

La ideaca: Desde el Team Ninja dan por hecho que los fans de Dead Or Alive son gente sin novia ni proyecto de ello. Esa es la razón por la cual no sólo hacen que las chicas protagonistas de los juegos vayan cada vez más escotadas, o programan videojuegos en los que dichas chicas aparecen jugando al voleibol en bikini, sino por la que, además, han lanzado a la venta diferentes almohadas abrazables para el consumidor más solitario. Cada una de ellas cuesta unos 100 euros, y hay de diferentes tamaños: Hay pequeñas almohadas de Kasumi, con relieve incorporado en ciertas… partes, y hay almohadas de cuerpo entero (metro y medio, aproximadamente) de Ayane, Hitomi, Kasumi, Kokoro y Leifang. Existen varias almohadas abrazables, una tradición de Dead Or Alive que se retrotrae hasta 2004, cuando apareció una Xbox en Japón con la cara de Kasumi en ella, y que traía de regalo un mando y, claro, la almohada a tamaño real. ¡No puede faltar en ningún hogar nipón!

¿Tiene sentido? Desde luego, desde el punto de vista occidental, no, en absoluto. Pero desde el punto de vista oriental, donde muchos de los jugadores son otakus solitarios, sí, puede tener cierto sentido (prueba de ello es que se siguen vendiendo año tras año a precios imposibles, ¿no?). Desde luego, es una prueba más de que el máximo atractivo de este juego de lucha, además de su entretenida mecánica, son las chicas de buen ver. ¡Ay, japoneses! ¡No se quitarán el sambenito de pervertidos ni a tiros!

2-El mango de ducha de Super Mario Bros

La ideaca: Para ser sinceros, es difícil escoger un solo objeto de merchandising de Super Mario Bros digno de salir en esta lista, ya que se han hecho todo tipo de barbaridades con los fontaneros, pero este es uno de los productos licenciados más extraños con los que jamás te vas a topar: Un mango de ducha de los fontaneros: Shower Power (Poder Ducha). Mucho ojo: Tiene protección para no quemarte y que el agua salga demasiado caliente. ¡Estupendo, ahora sí que tiene mucho más sentido usar este grifo que Luigi y Mario sostienen y que, seguro, me va a durar mucho tiempo gracias a su indudable gran calidad! ¡Gracias, Nintendo!

¿Tiene sentido? Pensándolo en caliente no, por supuesto que no. Pero si nos paramos a pensarlo, tiene mucho más sentido que una piruleta o un parchís de Mario Bros: Al fin y al cabo, son fontaneros, así que sostener un grifo de ducha puede tener todo el sentido del mundo. Eh, mirado así… No, sigue sin tener sentido. ¡Pero que no sea porque no lo hemos intentado justificar!

1-El disfraz de Asteroids

La ideaca: En la época prehistórica de los videojuegos, con Atari a la cabeza, el merchandising intentaba venderse como fuera. Cuando un juego como el mítico Asteroids tuvo un éxito sin precedentes, desde la compañía lo vieron claro: La clave estaba en vender Asteroids como fuera. Dicho y hecho: Ese “como fuera” se transformó en este terrible disfraz en el que tú no llevabas al héroe ni nada por el estilo: Tú te convertías en un asteroide del juego. Uno de los que la nave disparaba. Uh. Este disfraz es comparable al de “arbusto de Super Mario” o “gallina de Zelda”. Simple y llanamente espectacular.

¿Tiene sentido? ¡¡Ni los mayores fans de Asteroids querrían ponerse esta cosa!! Ni tan siquiera John McAllister, la persona que hoy por hoy tiene la mayor puntuación de Asteroids del mundo (41.338.740 puntos, que le llevaron 58 horas), se pondría esto bajo ninguna circunstancia. ¿Pero en qué estaban pensando?

Esta entrada fue publicada en Top 10, Uncategorized, Videojuegos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a Los 9 objetos de merchandising más raros de los videojuegos

  1. Sormat dice:

    Jum, yo ya me estaba esperando cosas de Final Fantasy como la poción que te devuelve vida (con un anuncio más friki imposible: https://www.youtube.com/watch?v=U2of98A86aI ) o la última noticia del famosísimo Final Fantasy VS XIII tras varios años sin ninguna… Una colonia con el nombre del prota… http://www.vandal.net/noticia/1350634511/anunciada-la-colonia-de-noctis-el-protagonista-de-final-fantasy-versus-xiii/

  2. Encon dice:

    Hombre, lo más parecido a dardos que hay en el DMC es Lucifer. Hubiera tenido un mínimo de sentido si tuvieran un cierto parecido y en la caja saliera, ya sabes, el tipo que los usa.
    0/10 would not buy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>