Review: Subwoofer pasivo Auna 1015-SUB

A todos se nos ha ocurrido alguna vez: “Eh, ¿por qué no montamos una banda?”. El problema, claro, está en que al empezar a tocar nos damos cuenta de un par de situaciones que no se pueden evitar: La primera, que tocar sin saber componer canciones no es tan sencillo como cuando lo vemos en televisión. Y segunda, que hace falta un equipo de altavoces envidiable para poder tocar sin que parezca que, en lugar de hacer rock and roll, estamos haciendo maullar a un gato.

Además de los clásicos altavoces que deben estar en todo grupo, lo que hoy os traemos es algo que todo grupo de música (o, por qué no, salas de fiesta o locales de ensayo) deberían tener, cortesía de Electronic Star: Un subwoofer pasivo de la marca Auna. De hecho, más concretamente estamos hablando del modelo 1015-SUB, que servirá como apoyo perfecto a un equipo de música, a un instrumento o a un bar en el que quieras que la música suene con más fuerza.

Para probar en condiciones este Subwoofer profesional Auna nos fuimos a la tienda MCD Audio, donde amablemente nos mostraron todas las capacidades y sonidos a los que puede llegar este aparato… y os aseguramos que el sonido que se le puede sacar es, simplemente, espectacular, gracias a su mucha sensibilidad (puede llegar a los 93 decibelios). Eso sí, precisamente por su gran sensibilidad y el potente sonido que permite resaltar, este subwoofer tan solo puede usarse en habitaciones grandes o salas de fiesta. Desde luego, se trata de un subwoofer no apto para su uso casero, sino exclusivamente para su uso profesional, para lo que da un rendimiento exquisito. Su pantalla todo banda logra abarcar todo el espectro musical, alcanzando hasta las frecuencias más difíciles de sacar por un subwoofer de estas características, lo que prueba que estamos frente a un todoterreno.

Manuel, el encargado que nos asesoró

Pusimos a prueba a este subwoofer, y la verdad es que la pasó con nota, sirviendo como perfecto refuerzo de un auricular y sin vibrar demasiado en ningún momento, dejando claro que es un perfecto refuerzo de sonido, para lo que, de hecho, trae un agujero en el que, muy intuitivamente, podremos introducir una torreta y mantenerlo en lo alto tanto en los conciertos más duros como en las noches más locas de tu discoteca o sala de fiestas.

Prueba perfecta de que éste es un aparato de sonido de batalla se ve en su apariencia exterior, ya que no solo cuenta con asas para ser movida de aquí para allá (con ayuda, a poder ser, puesto que pesa alrededor de 17 kilos) y tiene tanto las esquinas reforzadas, para evitar que se lleve ningún golpe, como tacos para situar el subwoofer sobre el escenario en caso de que no queramos utilizar una torreta con el que elevarlo.

Este subwoofer Auna se puede conectar de muchas diversas formas, y aguanta sin problemas altavoces en su parte superior, algo muy útil a la hora de ahorrar espacio en un concierto sin sacrificar la calidad de sonido. Y además… ¿Hemos dicho ya que sus 38 centímetros albergan un poder de 1000 vatios? ¡Lo harán retumbar todo a tu alrededor! Ahora sí que podemos empezar a pensar en serio cómo montar nuestra banda de música. ¡Solo nos hace falta el talento innato!

Esta entrada fue publicada en Audio, Review y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>