TOP 11: Las peores consolas de la historia

Ahora que PS Vita sale en nuestro país después de su descalabro japonés (ese que según algunos es el Apocalipsis y según otros una anécdota sin importancia, así, sin encontrar puntos medios), es el momento de echar la vista atrás y recordar otras consolas que no vendieron tanto, ni gustaron tanto, ni hicieron absolutamente nada por ser algo más que un trasto olvidado en un ático, un futuro que nadie desea para PS Vita (excepto, claro, Miyamoto, Iwata y compañía, que para algo les pagan). ¿Por qué no nos damos una vuelta por el pasado y recordamos aquellas consolas que no consiguieron triunfar… con más o menos razón? ¡He aquí nuestro top 11 de las peores consolas de la historia!

11-CD-i

Sí, no podía faltar en esta lista, ni que sea saludando por la parte final. El CD-i es recordado por todos los gamers como un bodrio principalmente por los terribles juegos que sacaron de la franquicia Zelda (Link: The Faces of Evil y Zelda: The Wand of Gamelon a la cabeza), violando totalmente a la saga y dejándonos a todos con un palmo de narices, pero, si tenemos que ser sinceros, el CD-i también tuvo algún juego que merecía la pena, aunque, obviamente, no ha pasado a la historia. Hay que recordar el momento en el que CD-i salió a la palestra: Corría 1991 y en América los lectores de CD eran demasiado caros, por lo que el CD-i pretendía no solo normalizar el formato, sino, además, aumentar las capacidades del servicio mediante videojuegos basados en cinemáticas y en un sistema no demasiado refinado. En realidad, todo comenzó cuando Philips hizo un acuerdo con Nintendo para sacar un dispositivo de CD para Super Nintendo. La idea no llegó a ningún buen sitio para Nintendo, pero los de Philips pretendieron forrarse con este nuevo sistema: Juegos de Zelda y Mario, un sistema multimedia… ¿qué podía fallar? Para empezar, un mando que no estaba preparado para jugar a nada serio (hubo versiones de Conecta-4, películas interactivas y juegos educativos a mansalva), una consola que no era tal (en realidad intentaba venderse como producto para aprender, ver películas en un formato muy primitivo y escuchar música) y una infraestructura que no se sostenía contra el resto, lo que llevó a siete años de interrumpido catálogo. Una mala, mala idea que, pese a todo, vendió 570.000 unidades a unos 400 dólares cada una. ¿Cara? Definitivamente, demasiado para lo que llegó a ofrecer. Solo válida hoy en día para los fans más hardcore de Zelda y Mario (no olvidemos que el juego más vendido de CD-i fue el infame Hotel Mario).

10-N-Gage

Nokia, en el fondo, fue una adelantada a su tiempo. Ahora, a nadie le extraña que la gente juegue con su iPhone o su nuevo Android, pero en 2003 jugar con el móvil a algo que no fuera el Snake parecía ciencia-ficción. Sin embargo, Nokia lo intentó con una extraña fusión a la que dio en llamar N-Gage y que, si bien no fue un gran fracaso en ventas (con dos millones de unidades vendidas frente a los más de seis que esperaban), sí que se convirtió en el hazmerreír de la industria por culpa de un diseño que trataba de mezclar teléfono móvil, videoconsola, reproductor de mp3 y radio FM, no consiguiendo ser satisfactoria en ninguna de sus características. La máquina duró en el mercado hasta finales de 2010 y realmente su catálogo de juegos no fue nada desdeñable (contó con un Tomb Raider, un Tony Hawk, Virtua Tennis, Call of Duty o Bomberman), aunque su calidad gráfica dejaba qué desear (siendo benévolos) y los controles eran simplemente imposibles de manejar. Finalmente, N-Gage fue asesinada por culpa de su extraña fusión, y dejó el camino abierto a las nuevas opciones de los smartphones. Seamos sinceros: Un teléfono que, para hablar, tiene que ser puesto en lateral y hablar con él como si fuera una empanadilla no podía tener un gran futuro aguardándole.

9-Tiger Game.com

No, obviamente no nos referimos a la tienda de videojuegos, sino a una consola de 1997 que sacó al mercado Tiger Electronics. Game.com era una mezcla entre una PDA y una consola, con una pantalla táctil y un stylus que le ha valido la etiqueta de “precursora de la Nintendo DS”. En pobre y monocromo, claro. La consola podía conectarse a Internet (por mucho que dudemos que alguien lo hiciera) y, aunque no vendió más de 300.000 unidades, para ser una portátil era bastante impresionante: Un Duke Nukem, un Mortal Kombat o el Resident Evil 2 aparecieron para la consola, que no acertó en su campaña de marketing (llamando “idiotas” a los consumidores) y que terminó en un fracaso. Quizá una consola adelantada a su tiempo, quizá es que en 1997, con la Game Boy Color anunciada, una consola monocroma de baja resolución, cuya batería borraba los datos cada dos por tres (por lo que no servía como PDA, uno de sus grandes atractivos),  ya no interesaba a nadie.

8-RCA Studio II

La RCA Studio II apareció en 1977 y aún hoy es una consola… extraña. No necesariamente mala, ojo. En esa época, el mundo de las videoconsolas estaba prácticamente muerto en cuanto a creatividad, totalmente alienada por consolas con solo un juego clónico del Pong. Aquí entra la RCA Studio II, una consola de diseño muy extraño pero que trajo los primeros cartuchos programables de la historia… aunque una rival, la Fairchield Channel F, se les adelantó y lanzó su consola antes. Al margen de estas pequeñeces (y de que Atari 2600 salió poco después, comiéndose por completo el mercado), el control no era el mejor posible (esos mandos no extraíbles con nueve números) y los gráficos eran en blanco y negro… ¿O no? La consola, para generar ilusiones, venía con plantillas de color que poner en la televisión, y así hacer que un juego pudiera ser cuatro o cinco diferentes tan solo con cambiar la plantilla. Tan solo diez juegos aparecieron, varios de ellos educativos y otros sobre béisbol, tenis o guerras espaciales. Tan extraña e injugable como divertida de recordar.

7-Apple Pippin

Antes de que Apple fuera la gigante que es ahora, también intentó sacar tajada en el mundillo de los videojuegos. Corría 1995 y la empresa de la manzana consiguió que Bandai se metiera en su último gran proyecto: Una consola novedosa, que podía conectarse a una televisión y un ordenador y que, con una potencia más bien limitada, intentó plantar cara a PlayStation y Saturn. Dos años después, dejaron de intentar venderla y ni siquiera se introdujo en Europa. Parte de la culpa la tuvieron los seiscientos dólares que costaba de salida, que hicieron que tan solo se vendieran 42.000 unidades alrededor del mundo, pero, sin duda, otra gran parte fue que apenas existió un catálogo, con juegos sobre Power Rangers, Dragon Ball o Mr. Potato (¡ese icono de los videojuegos!). Un gran fallo de Apple y su último intento (hasta la fecha) de entrar en el mundo de las consolas. Pero… ¿a alguien le extrañaría que lo volvieran a intentar con una iConsola?

6-Gakken Compact Vision TV Boy

El mismo año en que NES (o Famicom, para los más puristas) aparecía en Japón, otra consola trató de hacer su aparición estelar: La Gakken Compact Vision TV Boy (o simplemente Gakken TV Boy), una consola que apareció en 1983 de la mano de una empresa de la que no se volvió a oír hablar. Por solo 82 euros de la época uno podía hacerse con un sistema francamente extraño: Una mano debía sostener la consola con la agarradera izquierda para evitar estropicios mientras que, con la mano derecha, se controlaba un joystick en forma de “T” con botones en los lados. Para jugar había que ponerla en el canal 96 y los juegos fueron pocos y pobres, con gráficos demasiado similares a los de la primera Atari. ¿En serio alguien creyó que esto iba a triunfar?

5-Nuon

Fotografía realizada por Blake Patterson

Sí, todos sabemos que la PS2 era una consola que, además, leía películas, pero… ¿quién escuchó hablar de un reproductor de DVD que permitía jugar a juegos? Nuon no fue una consola per se, sino más bien un software que fue usado en aparatos Samsung, Toshiba, Motorola o RCA y que duró francamente poco tiempo. La idea era hacer una especie de DVD expandido (hablamos, claro está, de antes de la salida del Blu-Ray), que podía hacer zoom más lentamente o rebobinar mejor los discos. Solo cuatro películas se llegaron a sacar bajo la tecnología Nuon (entre ellas, Doctor Dolittle 2 o El Planeta de los Simios) y los juegos sacados a la venta fueron… ocho, incluyendo un Space Invaders o un juego de Shin-Chan que solo apareció en Corea. Imaginad el desastre: 34 juegos cancelados (incluyendo las dos partes de Dragon’s Lair, Need for Speed II o un Star Trek) y un sistema que quedó inútil en muy poco tiempo, cual Telepick o Teletrébol. La idea de sacar un “todo en uno” fue un fracaso total en su salida, en 1999, y finalmente todos se olvidaron de Nuon en 2002… aunque el homebrew aún sigue activo, y sacando juegos de tanto en cuando. No deja de ser curioso.

4-Mattel HyperScan

Un año. Eso es lo que estuvo en las tiendas esta consola de Mattel, que presentaba ideas que más adelante se han renovado en juegos como Skylanders, la última aventura de Spyro (que no estaba muerto, que estaba de parranda). En 2006, HyperScan apareció a la venta con un formato novedoso: La mezcla de CD con… ¡un scanner de cartas! Así es: Para ganar habilidades o introducir nuevos personajes, los jugadores podían escanear en cualquier momento de la partida una Intellicard (el nombre de las cartas en cuestión) que les ayudaran en la partida. El único problema es que tan solo cinco juegos en dos dimensiones se pusieron a la venta: X-Men, Ben 10, un juego de wrestling, Marvel Heroes y Spider-Man. Bueno, pocos llegaron a jugar, ya que el sistema era lento (tardaba siete minutos en cargar una pantalla gracias a su lector de CD a 2x) y tenía funciones de las que nunca se supo su significado, como el puerto USB que contenía. He aquí, pues, a la antecesora del DLC. ¿Qué hubiera sido de ella si se la hubieran tomado en serio? Eso… nunca lo sabremos. Más que nada porque era imposible tomársela en serio.

3-RDI Halcyon

Nos vamos a 1983, fecha en la que Dragon’s Lair, el conocido juego en LaserDisc (peor de lo que la nostalgia hace que recordemos, por cierto) consiguió un éxito increíble debido a su estructura de libro de “Elige tu propia aventura”: Si escogías bien, la historia seguía por uno u otro lado. Si no, podías llegar a morir. Los juegos en LaserDisc empezaron a salir sin parar, siendo todos muy similares entre sí. Y en 1985, RDI Halcyon salió al mercado como la primera consola casera capaz de leer LaserDisc. La gente demandaba una consola así, podía haberse convertido en un gran éxito. Y entonces, ¿por qué fracasó? Bueno, hubo un pequeño problema. Dos, a decir verdad. El primero, su precio: 2.500 dólares. Sí, sí, habéis leído bien: 2.500 dólares de vellón (unos 5.200 de la actualidad), que muy pocos llegaron a quitar de su cartera por hacerse con esta prometedora –es un decir- consola. Los que sí lo hicieron pudieron disfrutar de la friolera de dos juegos: Thayer’s Quest (que en su relanzamiento en PC fue más conocido como Kingdom: The Far Reaches y que venía en el pack inicial junto a la consola) y Raiders vs Chargers, un primitivo juego de fútbol americano que costaba cien dólares (a eso se le llama visión de futuro, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de 1985. Para que os hagáis una idea, con la inflación el precio sería de 210).  Una consola cuya existencia aún pocos pueden entender. ¿Sabéis lo más gracioso? El juego sin el que esta consola no existiría, el archiconocido Dragon’s Lair, ni siquiera estaba previsto. ¡Bravo, Halcyon! ¡Bravo!

2-R-Zone

Todo el mundo parece acordarse de ese gran fracaso que fue Virtual Boy, pero, tratando de hacerla sombra, apareció otra consola supuestamente portátil que intentaba aparentar la realidad virtual: La R-Zone. Esta consola consistía en un casco con una pantallita (al estilo de las que Vegeta llevaba en Dragon Ball) mediante la que se jugaba al juego, que aparecía en la pantallita gracias a un proyector. El mando tenía la friolera de diez botones y necesitaba de cuatro pilas, por lo que la idea de “consola portátil” no terminó de pegar entre el público (entre otras cosas, porque nadie jugaría a esta consola en el patio del recreo). Aunque hubo unos cuantos juegos interesantes (basados en películas como Star Wars, Star Trek, Batman Forever o Independence Day, además de sagas como Mortal Kombat o Virtua Fighter), era demasiado anacrónico y sus juegos, jugables tan solo en color rojo –error subsanado por otras versiones más novedosas- , hicieron que la consola se fuera al garete. Claro, quizá importara también que no se pudiera guardar en los juegos, ajustar el audio o jugar con otra persona, pero desde la compañía que realizó la R-Zone no le dieron más importancia. Sí, la Virtual Boy fue un fracaso, pero lo de R-Zone es algo que debería pasar a los libros de historia como ejemplo de mal oportunismo.

1-Action Max

En esta lista hemos podido ver algunas consolas sorprendentes, otras que nos han hecho reír, pero ninguna como Action Max. Action Max era la única consola de la historia que usaba cintas VHS para sus juegos. No, no hablamos de un reproductor VHS, sino de una consola que por sí misma no podía hacer nada, ya que se precisaba de un reproductor de cintas para jugar. Usando una pistola, los jugadores debían disparar a la pantalla, pasara lo que pasara en esta (de hecho, dispararas bien o mal, el juego iba a seguir de la misma forma). Cinco juegos (o cintas de vídeo con pequeños monigotes a los que disparar) salieron a la venta antes de que los pardillos que se la compraron se cansaran de tanto disparar sin motivo alguno, ya que al final nadie ganaba ni perdía. Como podéis imaginar, ni los juegos-películas eran gran cosa a nivel artístico ni podían ofrecer experiencias nuevas después de jugar una sola vez. Como dos curiosidades, hoy por hoy se pueden hacer películas en DVD compatibles con Action Max y, aún más curioso, al final de los VHS se introdujeron tráilers de futuros lanzamientos, algo así como unas no intencionadas demos. ¿Anticipó Action Max el futuro? No, claro que no.

Y vosotros, ¿recordáis alguna consola peor que éstas?

Esta entrada fue publicada en Consolas, Curiosidades, Historia, Top 10, Videojuegos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 Respuestas a TOP 11: Las peores consolas de la historia

  1. Nubis dice:

    ¿Dónde están el Power Glove y el Virtual Boy? ¿Dóooonde? xDDDD

  2. mariods dice:

    Joer, qué cantidad de consolas olvidadas y, por lo que se ve, totalmente infumable la última. XD Coño, si de verdad funciona con DVDs, podrías ponerte la peli de un actor/a que no te caiga en especial gracia e ir disparándole todo el tiempo que aparezca en pantalla. Sería inútil, pero ya tienes una gracia que hacer con los colegas. XD

    En cuanto a consolas chorras y deleznables, no me vienen a la mente casos peores que no sean consolas típicas del todo a cien, desde luego (de las cuales tengo una específica que era como una especie de Game Boy chiquitaja con pantalla extraíble y cinco pantallas alternativas con juegos distintos a los que jugar, de las cuales tres nunca jamás averigüé cómo porras tenían que jugarse).

    Oh, y yo rejugué al Dragon´s Lair hace poco, y aunque sí, ciertamente la jugabilidad apesta y es muy lento cargando pantallas y tal… sigue gustándome más que nada por la majestuosa animación de Don Bluth y su planteamiento de juego original. :)

  3. maxi dice:

    Perdon pero N-Gage no era tan mala y tuvo muchos juegos buenos,lamentablemente varios solo fueron ports como sonic,tomb raider,tony hawks,”splinter cell chaos theory un juegaso” que fue portada nada mas ni nada menos a la consola de Nintendo NDS,ademas en su epoca si no me equivoco era lo mejorcito en graficas me equivoco?,lo peor fue su diseño principalmente en su primera aparicion que para cambiar de un juego a otro habia que quitar la bateria algo que realmente no se explica jaja!,yo aun hoy juego sus juego en mi nokia 6682 y si no miren esto que les parece era tan mala?? http://www.youtube.com/watch?v=ZD6kzd73L-8

  4. marb dice:

    Que metas a la N-Gage en la lista por delante de muchas otras denota, haciendo referencia a la pregunta del final de tu articulo, que no tienes mucha memoria o idea del tema.

    • Kelkoo dice:

      Con perdón, pero la N-Gage, como consola, no fue buena. Innovadora, sí, con gráficos decentes para la época, sí, pero sus controles eran excesivamente incómodos (aunque sus mayores fans dicen lo contrario, los que la usamos de forma casual nunca pudimos hacernos a ella) y el mix con el teléfono-empanadilla resultaba ridículo. Pero eh, esta es una lista para reírse un rato, no un tratado científico. Probablemente muchas fallen por falta de memoria, no lo tengais en cuenta :)

      • maxi dice:

        Estoy de acuerdo contigo Kelkoo sobre su mal diseño pero en cuanto a graficos y juegos no era tan mala y ademas creo que no llego a tener un apoyo realmente fuerte y que llegaran a explotar su capacidad al maximo,el juego ONE demuestra lo que esa consolita podia hacer,un saludo!

  5. Facundo Fontes dice:

    Yo hubiese puesto la gizmondo