La verdad sobre los Reyes Magos

Si miras al horizonte, los puedes ver doblando una esquina, montados en sus camellos, como si no pasara nada en el mundo desde hace años, como si Papá Noel no les hubiera quitado su sitio legítimo en muchos hogares. Los tres Reyes Magos están a tan solo un día de desembarcar en nuestras ciudades, y consigo ya no traen oro, incienso y mirra, sino más bien iPads, videoconsolas y lectores de e-books. Pero, ¿sabemos algo realmente de Melchor, Gaspar y Baltasar, además de sus nombres? ¡Descubre qué se esconde detrás de los Reyes Magos!

¿Eran magos? En primer lugar, deberíamos preguntarnos algo obvio: ¿Qué hay de magos en los Reyes Magos? ¿Asistieron al colegio Hogwarts o simplemente les vino la magia de nacimiento? Nada de eso: Los Reyes Magos eran, en realidad, tres sacerdotes persas sabios (de ahí su nombre en inglés, Three Wise Men, o, lo que es lo mismo, Los Tres Hombres Sabios) que eran enviados diplomáticos de los Reyes. Y entonces, ¿por qué se les llamó Reyes Magos, si ni movían la varita ni hacían encantamientos? Hay que remontarse al pasado, ya que así se llamaba a los filósofos y los consejeros que estudiaban la astronomía y la astrología.

¿Eran tres? Uno podría pensar que los tres Reyes Magos eran, claro está, tres. Su propio nombre lo indica, ¿no? Pues no. Según la tradición armenia o la siria, los Reyes Magos son doce (¡pensad en la cantidad de regalos que os tocarían!), y en el siglo II y el IV se mostraban dos o cuatro, por lo que, finalmente, el Papa León I dijo, en el siglo V, que los Reyes Magos eran, de forma oficial, tres. Finalmente, para la iglesia copta, los Reyes Magos eran ni más ni menos que sesenta. Como para entrar todos en la photo-finish del Belén.

¿Se llaman como creemos? Melchor, Gaspar y Baltasar podrían llamarse de otra forma, ya que la primera vez que vemos su nombre es en siglo VI, esculpido en la basílica de San Apollinare Nuovo, en Ravena (Italia). De hecho, en su día se consideraba que los Reyes Magos eran los hijos de Noé (Sem, Cam y Jafet), y que cada uno de ellos representaba a una raza. De hecho, se consideraba que uno era negro, otro asiático y otro europeo. De esta forma se aunaban todas las naciones en el cristianismo. Con el tiempo ya se dejó claro que esto no era así, y que había dos caucásicos y un afroamericano. Antaño, por culpa del racismo, se consideraba que Baltasar dejaba a los niños carbón y regalos malos.

¿Se les puede visitar? Sí. Los Reyes Magos están situados, desde 1164, en Colonia (Alemania), dentro de una catedral construída para tener sus reliquias. Se sitúan dentro de un cofre que pesa 350 kilos y mide dos metros y veinte centímetros de longitud, estando completamente rodeado por oro, plata y piedras preciosas. Antes de ser trasladados estuvieron en Constantinopla y, después, en Milán.

En todo caso, limpiad vuestras zapatillas (una idea que apareció por primera vez en Holanda), y deja leche y galletas. ¡Y espera que te toque lo que has pedido!

Acerca de Kelkoo

No solo te ayudamos a buscar las mejores ofertas online. Además, te entretenemos con los mejores tops y curiosidades del mundo. ¡No os lo podéis perder!
Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a La verdad sobre los Reyes Magos

  1. wilber dice:

    chistes mechor gaspar y el negro ba a saltar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>