Las 7 lesiones futbolísticas más terribles

¡La Eurocopa ya está a punto de llegar! ¡Las espadas en todo lo alto, los equipos enarbolando las banderas, las fuentes nacionales temblando pensando en la de triunfos que van a tener que aguantar! Será el viernes 8 cuando el árbitro pite el inicio del Polonia-Grecia, que dará inicio a una Eurocopa en la que España espera recuperar el éxito de hace cuatro años y volverse a alzar con la famosa copa. Pero… ¡Ah! ¿Qué es eso que aparece en el norte? ¿Son… lesiones irremediables? ¡Echad un vistazo a estas 7 terribles lesiones acontecidas en el mundo del fútbol y pensad que, bueno, al fin y al cabo, los futbolistas ganarán mucho dinero por darle pataditas a un balón… ¡Pero es que estamos ante un deporte de riesgo! ¡Preparaos para el dolor! Por supuesto, la gente fácilmente impresionable no debería leer esto.

7-Edgar Andrade

2007. Mayo. Una lluvia veraniega caía sobre México, y los equipos Cruz Azul y Tecos de la UAG jugaban un partido de cuartos de final del Clausura, cuando Edgar Andrade, jugador del Cruz Azul, se decidió a hacer un barrido espectacular para robarle la pelota a Hugo Patricio Droguett, un jugador del equipo contrario. Pero, como hemos dicho, estaba lloviendo, el campo se encontraba mojado por la lluvia y, en lugar de barrer a su oponente, Andrade se topó con la hierba y se fracturó el peroné, varios ligamentos del tobillo y se dejó un pie totalmente desviado del lugar donde debería estar, dando lugar a una imagen impactante. Claro está, fue operado, pero un año después volvió al mundo del fútbol. Hoy por hoy sigue jugando, así que, al fin y al cabo… Ni tan mal, ¿no?

6-Luciano Almeida

Luciano Almeida tiene 37 años y juega En el America Football Club, un equipo que lleva una época de capa caída. No importa, porque Luciano sabe que hubo días peores. Más concretamente, el 20 de Octubre de 2007, en un partido entre en Botafogo y el Flamengo, cuando trató de entrar a un jugador del Flamengo y, en su lugar, acabó con el tobillo torcido, aullando de dolor en el césped. Digno de un episodio de Oliver y Benji, sobre todo si tenemos en cuenta que su recuperación fue prácticamente milagrosa, y cinco meses después ya estaba jugando de nuevo (o, más bien, en el banquillo por lo que pudiera pasar).

5-Jacob Olesen

Una de las fotos más conocidas del mundo de las lesiones en el fútbol: La de un jugador danés que en 2006, después de ser vendido al Viborg FF y situarse como el Pichichi del equipo con cinco goles (al poco de empezar la temporada, se entiende. Y ojo, todos de cabeza, que tiene su mérito), acabó como le veis. Fue en Octubre, en un partido contra el Vejle BK, donde sufrió una dislocación severa del tobillo izquierdo que le tuvo fuera durante medio año. ¡Duele solo de verle!

4-Eduardo Da Silva

Uno de los jugadores brasileño-croatas más conocidos y goleadores (22 goles en 45 partidos como internacional), también es uno de los que ha sufrido una de las heridas más duras de la historia moderna del fútbol. El 23 de Febrero de 2008, en un partido entre el Birmingham y el Arsenal, donde jugaba en ese momento, Eduardo terminó como le veis: Con una pierna rota y un tobillo a la virulé. El culpable, Martin Taylor, que fue expulsado por una entrada tan dura como esa. La entrada fue tan dura que, en su momento, la cadena que lo emitía decidió no dar reposiciones para que la gente no sintiera herida su sensibilidad.

3-Djibril Cisse

Esta es una de las imágenes más dolorosas de la historia, y por el bien de todos, más vale ver el vídeo y hacerse una idea de lo que pudo dolerle al pobre Djibril Cisse, jugador que en aquellos momentos estaba disputando un partido amistoso entre Francia y China. Lo que pudo haber sido el fin de su carrera no fue tal, y enseguida fue a cirugía para tratar de reparar su tibia. Por suerte para él, pudo volver a jugar poco después, y su carrera continúa. Por cierto, sí: Francia terminó por ganar el partido 3 a 1. ¡Eso ni es consuelo ni es nada, claro!

2-Ewald Lienen

Ewald Lienen tiene ahora 58 años y es entrenador. Entre sus manos han estado equipos como en Tenerife o el Olympiacos, pero seguro que en su cabeza sigue sin irse aquel momento, hace treinta años, en el que un partido de fútbol dio de él una imagen totalmente insólita. El 14 de Agosto de 1981, jugando con el Arminia Bielefeld, en un partido contra el Werder Bremen, un jugador del equipo contrario (Norbert Soegmann, para más señas), clavó sus zapatillas en él con tal fuerza que le hizo una herida de 25 centímetros en la que se podía ver más allá de la piel. Después de 17 días volvió a empezar a practicar, pero aún no se sabe muy bien cómo ni por qué. ¿Cuántos de vosotros habrían dejado de jugar al fútbol si se encontraran semejante regalo en la pierna?

1-David Busst

Si pensamos en lesiones terribles, el primer nombre que se nos viene a la cabeza es el de David Busst. Jugando con el Coventry City, su carrea llegó a su fin de forma fortuita en un partido contra el Manchester United… en el que apenas jugó dos minutos. El golpe con dos jugadores del Manchester United hizo que se hiciera diferentes fracturas en la tibia y el peroné, tan grave que el portero del Manchester tuvo que salir a vomitar y la sangre tardó en limpiarse 12 minutos. Increíble. Parece que no va más allá el asunto, pero los datos son escalofriantes: Después de 26 operaciones, a Busst le dieron una buena noticia: No, no podría volver a jugar, pero al menos su pierna no iba a ser amputada.

¡Pero con suerte, nada de esto pasará en la Eurocopa! ¿Estáis preparados? ¡El espectáculo empieza ya!

Acerca de Kelkoo

No solo te ayudamos a buscar las mejores ofertas online. Además, te entretenemos con los mejores tops y curiosidades del mundo. ¡No os lo podéis perder!
Esta entrada fue publicada en Deportes & Fitness, Eurocopa, TOP 10 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.