Los 5 mejores (y 5 peores) ejemplos de publicidad descarada en el cine

No hay momento más vergonzoso al ver una película que ese en el que nos damos cuenta del segundo exacto en el que un productor ha decidido poner publicidad de forma descarada para cubrir parte del presupuesto, posiblemente millonario. Desde comidas en el Starbucks hasta compras de juguetes muy específicos, son momentos en los que queremos meternos debajo de una piedra y no volver a levantar la cabeza hasta que acabe el desastre. ¿Quién no recuerda a Phil Dunphy, el padre molón de Modern Family, sonriendo gracias a su iPad? ¿O a Harrison Ford disfrutando de una Heineken en Caprichos del Destino, mientras lo anuncia a bombo y platillo (“Ah, Heineken”)? ¿Y a E. T. comiéndose ese dulce americano llamado Reese’s Pieces? Pues, aunque parezca sorprendente, hay algún momento en el que no resulta vergonzoso del todo (de hecho, incluso ayuda a la película), por muy descarado que sea. ¿Que no os lo creéis? Venid a dar un paseo con nosotros al séptimo arte, allá donde la publicidad y el cine se juntan, para bien… y para mal. ¡He aquí las 5 mejores (y peores) películas con publicidad descarada!

PUBLICIDAD BIEN INSERTADA

5-Twinkies (Zombieland)

Si acabas de ver Zombieland y no deseas ir a Estados Unidos a probar un twinkie para ver por qué Woody Harrelson estaba tan obsesionado, es que no tienes demasiado interés por la comida, porque no solo se convierte en uno de los mejores running gags de la película, sino que, además, ayuda a construir un personaje, y hace que los que no conociéramos los Twinkies nos muriéramos por probar uno. Descarado, sí, pero útil y sabio. Lo que hace un buen guión, ¿eh?

4-Head & Shoulders (Evolution)

He aquí una decisión difícil, porque cuesta saber si el final de Evolution, la comedia sobre extraterrestres, es algo brillante o algo absolutamente tedioso y una broma en la cara del espectador. Depende del día, más o menos, pero lo cierto es que, cuando al final se descubre que todo es un anuncio (literalmente) del champú Head & Shoulders, es tan normal estallar en ira como pensar que de puro descarado, es un chiste genial para una comedia más bien normalita. Eso sí, si alguien se lo toma en serio, es normal que sienta haber desperdiciado más de una hora de su vida.

3-Todo en general (La historia más grande jamás vendida)

Morgan Spurlock, director de Super Size Me (aquel en el que comía hamburguesas sin parar), decidió hacer un documental sobre el product placement sin gastarse un duro, gracias, precisamente… al product placement. Imprescindible para todos los que quieran entender este fenómeno, es fascinante como el ver tantas marcas juntas al final hace que nos olvidemos de todas ellas… o casi. Fascinante.

2- Coca-Cola (Los dioses deben estar locos)

Esta es una película que no se entiende sin la Coca-Cola, que es el hilo conductor de la película (importante también en esa gran obra maestra que es Uno, Dos, Tres de Billy Wilder). Y es que, cuando a un grupo de salvajes les cae una botella de la bebida del cielo, la toman como un regalo de los dioses. El problema es que, cuando todos se pelean por ella, intentan devolverla como sea. Las cosas como son, no es una comedia desternillante, como se anuncia, y sus secuelas nada tienen que ver con la bebida, pero es imprescindible echarle un vistazo para ver cómo, sin pretenderlo, se puede hacer una estupenda publicidad en el mundo del cine más honesto y simple.

1-FedEx (Naúfrago)

No son pocos los que se quejan de que Tom Hanks, en la película, no es sino un hombre-anuncio de FedEx que arruina la película por completo… Pero eh, en serio. Nada parecido. Para empezar, porque FedEx no vio ni siquiera un dólar de la película (a priori), y en segundo lugar porque ayuda al desarrollo de la historia y el background del personaje. Si no fuera un hombre fiel a FedEx, todo habría sido muy diferente. Por cierto, dentro de la caja había salsa. Eh, como poco, la vida en la isla habría sabido mejor si la hubiera abierto de una vez por todas…

PUBLICIDAD MAL INSERTADA

5-Pepsi (El Secreto de Thomas Crown)

Pierce Brosnan, intentando salir de su papel de James Bond (sin conseguirlo, claro) protagonizó una película en la que no pocos se partieron de risa al ver cómo Rene Russo, la partenaire femenina, daba solución al misterio y, para celebrarlo, bebía Pepsi durante la friolera de treinta segundos en cámara. Tan extraño y fuera de situación que hasta los actores parecen mirarse con incredulidad. Un gran momento que nos demuestra que no siempre unir a una marca con un momento positivo nos va a dar un incremento en ventas. De hecho lo más seguro es que Pepsi se pegara un buen batacazo…

4-AOL (Tienes un e-mail)

Al final de la película protagonizada por Tom Hanks y Meg Ryan debería haber aparecido un “Patrocinado por AOL”, porque básicamente la película entera está basada en dos personas que se relacionan gracias al correo de la compañía. Lo curioso es que, a pesar de que ambos usan en pantalla una versión que aún estaba en beta mientras se rodaba (la 4.0) y de que todo parece un gran anuncio gigante de AOL, se quedó anticuada en menos tiempo de lo que nadie podría creer, hasta el punto de que verla ahora, 14 años después, se hace duro sin chistes de amigos de por medio. AOL no pareció darse cuenta de lo mal que se vería todo unos años después…

3-Game Gear (Surf Ninjas)

La Game Gear de la película, en el videojuego.

Aunque Surf Ninjas parece que nunca se estrenó en España (vaya por dios, ¿por qué sería?), merece la pena incluirla en esta lista. Y es que en la película, dos hermanos surferos descubren que son los príncipes perdidos de una isla de China, por lo que de pronto adquieren artes marciales y luchan por salvar el mundo. Hasta aquí todo bien (bueno, es un decir), pero resulta que uno de ellos descubre que el juego de su Game Gear ocurre en la vida real (¡?) y puede controlar la vida real. Ah, ya que estamos, aprenden a ser ninjas gracias a su consola. Por supuesto, apareció un juego de Surf Ninjas para Game Gear, en la que uno de los protagonistas tenía… una Game Gear. Product placemente ridículo al máximo.

2-Power Glove (The Wizard)

The Wizard, estrenada en España como El Pequeño Mago, es un anuncio continuo de Nintendo y, más concretamente, de Super Mario Bros 3. Ahora se usa el E3, antes merecía la pena tragarse toda una terrible película para ver en exclusiva algunos segundos del nuevo juego de Nintendo con la excusa de un campeonato de videojuegos. Y, además, servía como publicidad de uno de los grandes fracasos de Nintendo, el Power Glove. De hecho fue esta película la que hizo famosa la frase “I love the Power Glove. It’s so bad” que tanto se ha repetido con los años para burlarse de ese guante que, se supone, controlaba los juegos con el movimiento, y a la hora de la verdad apenas podía hacer nada. Entre los juegos de Nintendo mostrados tenemos Metroid, Double Dragon o Super Mario Bros 2. Para tirarse de los pelos con la película-promoción plagada de diálogos insípidos. Una obra maestra de lo cutre.

1-McDonald’s (Mi Amigo Mac)

Este es el colmo de la promoción en películas. Efectivamente. McDonald’s patrocinó este horror de película hasta el punto en que el nombre del extraterrestre estaba basado en el sitio de hamburguesas. Pero ojo, porque aquí no acaba la cosa. En mitad de la película, sin venir a cuento de nada, sucede un número musical (ojo: No, la película no es un musical, lo que solo hace que esta escena gane en sordidez) en mitad de un McDonald’s, en el que aparece la mascota de la compañía, Ronald McDonald. Sobra decir, claro está, que el logo aparece una y otra vez… Ah, y el gran colmo de los colmos: El alienígena sobrevive al beber Coca-Cola. Tal cual. Bebe Coca-Cola y sigue viviendo. Uauh. ¿Y pretenden que nos lo tomáramos en serio?

Acerca de Kelkoo

No solo te ayudamos a buscar las mejores ofertas online. Además, te entretenemos con los mejores tops y curiosidades del mundo. ¡No os lo podéis perder!
Esta entrada fue publicada en Cine, TOP 10 y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a Los 5 mejores (y 5 peores) ejemplos de publicidad descarada en el cine

  1. TheWriter dice:

    Muy chulo. Destaco sobre todo Evolution, peli que me encanta y que, con ese final, me hizo descojonarme en el cine.

    Eso si, creo que se te olvidó lo de Ebay y Transformers, eso si que fue doloroso xD

    • Kelkoo dice:

      Por aquí, con Evolution acabamos sintiéndonos estafados, pero el tiempo la ha puesto en su lugar. Lo de Transformers TAMBIÉN es muy grande. No ha entrado por los pelos.

  2. Josue dice:

    Hasta siento que perdi cuatro minutos de mi vida viendo el de McDonald’s