Los reality shows más extraños de la historia

Sobre el papel, los reality shows comenzaron en Estados Unidos en 1947, con Candid Camera, un programa en el que Allen Funt, un cómico, hacía bromas variadas con cámara oculta. Claro, que desde ahí hasta la profusión de realitys actuales ha llovido mucho. Podríamos hablar del primer reality donde desconocidos compartían casa, Number 28, o el primero que introdujo el concepto de competición y eliminación, Expedition Robinson, pero al final nos ha quedado lo peor de lo peor: ¿Creías que los realitys de MTV eran lo más bajo? ¿Que nada puede superar el concepto de Cita Con Mamá? ¿Y si resulta que Gran Hermano no era el peor programa de la televisión? ¡Preparaos para conocer los reality shows más extraños, bizarros y deplorables de la historia de la televisión! Preparaos para alucinar.

Who’s your daddy?

Concepto: Una mujer, adoptada en su infancia y que no llegó a conocer a su padre biológico, debe acertar, entre 25 hombres, quién es su verdadero padre. Si identifica a su padre correctamente, se llevará 100.000 dólares (y la oportunidad de reencontrarse con su padre biológico). Si pierde, el padre falso que haya elegido será el que se lleve dicha cantidad. Según los productores de la serie, “este es el programa más emocional que jamás hemos emitido. Te lo garantizo: Si tienes algo de corazón, estarás llorando al final”.

La cruda realidad: FOX emitió un especial de 90 minutos en Enero de 2005, presentando a la muy poco conocida actriz TJ Myers buscando a su padre. Al final le encontró, ganó el dinero y… Justo después, FOX decidió no emitir los otros cinco episodios que tenía planeados, no solo por su baja audiencia (fue cuarto en su franja horaria), sino porque varias asociaciones, revistas y personas individuales inundaron la cadena de protestas. Los episodios se emitieron finalmente en el canal Fox Reality, dedicado exclusivamente a este tipo de programas. Pero no es lo peor…

Married by America

Concepto: Eso de casarse después de años de noviazgo forma parte del pasado. En Married By America, cinco parejas que no se conocen de absolutamente nada se juntan en un rancho y se dedican a conocerse mejor gracias a unos expertos en relaciones. Cada semana, la gente llamará a unos números de pago y decidirá quién se queda en la casa y quién no. La mejor pareja, si decide casarse, recibirá una nueva casa, un coche de lujo y objetos por valor de 500.000 dólares. Y vivirán felices vendiendo su divorcio a las revistas del corazón.

La cruda realidad: Aunque Married by America duró una temporada completa (de ocho episodios), hubo alguna cadena afiliada a FOX que se negó a emitirlo al destruir la institución del matrimonio. En el programa, mientras tanto, dos parejas llegaron al altar: La primera formada por Jill y Kevin y la segunda por Billie Jean y Tony. Ambas dijeron que no querían casarse, nadie cobró y FOX, al menos, no salió perdiendo tanto dinero… Si no fuera porque un año después de la emisión, FOX tuvo que pagar más de un millón de dólares por emitir un episodio en el que aparecían strippers (censuradas). Después se descubrió que esta multa se puso por las quejas de tan solo tres personas y se rebajó la multa a 91.000 dólares. Obviamente, el programa no volverá nunca. Por si acaso, más que nada.

El castillo de las mentes prodigiosas

Concepto: Diez magos y especialistas en disciplinas esotéricas se juntan en un castillo repleto de habitaciones donde poder agrandar la magia particular. Cada semana, después de realizar una prueba (basada en hechizos, rituales o demás asuntos mágicos), uno de los concursantes es eliminado. El premio se va ganando a lo largo del programa, y los propios magos deben agrandarlo a lo largo de las semanas escogiendo la vasija correcta en la que está depositado (las otras dos están llenas de arena).

La cruda realidad: El programa se emitió en Antena 3 durante seis emisiones, suponiendo un absoluto fracaso. En parte, porque entre auténticos mentalistas como Jorge Astyaro (que fue el ganador) se incluyeron españoles como la Bruja Lola o Paco Porras, que hicieron que el programa fuera un festival de lo absurdo. Al final, tuvieron que  hacer una cuádruple expulsión para poder cuadrar el programa, uno más de los fracasos en realitys de Antena 3 (ahí queda Estudio de Actores) pero, a la postre, el más ridículo.

H8R

Concepto: El programa es muy sencillo: En plena época de Internet, muchos son los que critican a las estrellas de Hollywood desde la barrera, de forma anónima. H8R junta a los críticos con las estrellas criticadas, que tratarán de contar cómo de dura es la vida de un famoso, y dándoles la oportunidad de redimirse.

La cruda realidad: Después de cuatro programas, H8R fue cancelado y nada más se supo. En parte, porque la recepción crítica fue terrible. No solo porque la gente perdía su anonimato, sino porque algunos de los críticos que llevaron al programa fueron demasiado brutos con los famosos. Algunos de los que aparecieron fueron Snooki, Eva Longoria o Kim Kardashian, aunque ya habían hablado con Mel Gibson, Sarah Palin o Lady Gaga para la segunda temporada. ¿A alguien le interesa perder el anonimato en Internet?

REALITY SHOWS QUE NO LO CONSIGUIERON

¿Quién quiere casarse con un ciudadano de EEUU?

Concepto: Hay muchos americanos solteros. Hay muchos inmigrantes que están deseando tener la ciudadanía norteamericana. La clave de este reality es básica: Juntar a ambos y que el amor surja entre dos necesidades básicas. Para ello, se junta a un americano soltero que pregunta a tres inmigrantes preguntas variadas, hasta que al final decida quedarse con uno de ellos.

La cruda realidad: Después de que la idea recibiera varapalos por todos los sitios, la propia productora puso la puntilla asegurando a los concursantes que nadie garantiza ni el matrimonio ni la legalidad del asunto, aunque pagarán la boda y la luna de miel si la cosa acaba en matrimonio. Para colmo de los colmos, la frase promocional no fue otra que “Uno se quedará en el país; los otros dos serán deportados”. ¿A alguien le extraña que este programa no saliera a la luz?

Monkey on your back

Concepto: “Tener un mono en la espalda” es una expresión americana que viene a significar algo así como “tener el mono”, refiriéndose a una adicción. En este caso no: Lo que se proponía en este reality era… Tener un mono en la espalda durante un programa de pruebas a lo The Amazing Race (una especie de –mucho mejor- Pekín Express americano), yendo de aquí para allá con un simio como pareja.

La cruda realidad: A nadie le interesó el formato, a pesar de que, por lo visto, la idea se ha repetido una y otra vez en diferentes productoras, hasta alcanzar la condición de mito. De hecho, hay quien dice que el formato real iba sobre adicciones, solo que con un mono en la espalda de la gente. ¿Y esto no ha salido a la luz? ¡Cuánta injusticia!

Acerca de Kelkoo

No solo te ayudamos a buscar las mejores ofertas online. Además, te entretenemos con los mejores tops y curiosidades del mundo. ¡No os lo podéis perder!
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Televisión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.