Star Wars: Cómo podría haber sido

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… Sí, sí, todos sabemos de lo que estamos hablando. Star Wars vuelve a dar de qué hablar, sobre todo después de que Disney comprara los derechos de la saga y prometiera una nueva trilogía, que no pocos cogen con miedo. Y es un miedo que tiene parte de razón, no solo por la posiblidad de que la saga se rompa en mil pedazos (otra vez) con las nuevas barbaridades que George Lucas añada, sino porque Star Wars no fue siempre la aventura espacial que conocemos, Luke Skywalker no fue siempre un granjero reconvertido en jedi y Han Solo no fue siempre un humano. ¿Quieres echar un vistazo a lo que George Lucas creía que iba a ser su Star Wars? ¡Prepárate para bucear en los primeros guiones de la saga galáctica, porque he aquí los 6 elementos que estaban en los primeros guiones de Star Wars y que, por suerte, se eliminaron! ¡Prepárate para dejarte llevar por la fuerza, joven jedi!

6-No era tan lejana

George Lucas barajó varias posibilidades para el inicio de la película, las ya icónicas palabras “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana…”. Cuando creía que la película formaría parte de la saga de Luke Starkiller, de cuya idea hablaremos luego, Lucas quería que las primeras palabras que el espectador viera fueran “’Y en el momento de la peor desesperación llegará un salvador, que será conocido como EL HIJO DE LOS SOLES’- Diario de los Whiils, 3:127”. Por suerte, desestimó la idea pronto, sustituyéndola por “Hace mucho tiempo, en un futuro no demasiado distante…”. Aunque a George Lucas le parecía una gran idea, algún buen amigo le dijo la verdad sobre la frase y tuvo que borrarla de su mente, cambiándola por la que ahora conocemos todos. Hay que decir, en honor a la verdad, que la frase tenía cierto sentido si tenemos en cuenta que, en los guiones más primerizos, Star Wars tenía lugar en el siglo 33, algo que fue cambiado, de nuevo para bien.

5-Luke era su propio padre

Vale, aquí estamos mintiendo un poco. Realmente George Lucas no pensó nunca en incluir esta trama en la saga, pero se cuenta que hizo creer a los actores que la gran revelación de El Imperio Contraataca (el famoso “Yo soy tu padre”) fuera en realidad “Luke, tú eres tu propio padre”. De hecho, tan solo Lucas conocía la verdadera sorpresa, y, para evitar que los actores supieran la verdad, tuvo que inventarse una rocambolesca historia que ocurriría en El Retorno del Jedi relacionada con viajes en el tiempo. Aunque esta historia no está comprobada y se queda solo en rumor, lo que sí es cierto (y comprobado) es que, a la hora de rodar, Lucas hizo que David Prowse, el actor que estaba dentro del traje de Darth Vader, dijera “Luke, eres el hijo de Obi-Wan”, algo que James Earl Jones dobló de la forma que todos conocemos ahora, salvaguardando así el secreto. Pero, ¿y lo bonito que sería que la historia de “Luke, eres tu propio padre” fuera cierta?

4-Nombres cambiados

Durante el proceso de guionización, los nombres fueron cambiados en diversas ocasiones. Así, podíamos ver cono Anakin Starkiller (el héroe original de la película) se llegó a llamar Justin Valor, la princesa Leia se transformaba en Zara, Chewbacca era Boma y tanto C3PO como R2D2 cambiaban sus nombres por C-3 y A-2. También los nombres de los planetas estaban cambiados. Por ejemplo, Alderaan erea conocido como Granicus. Las razas no quedaban muy claras (los wookee eran conocidos como jawas, que luego tendrían otra cara en la saga) y, lo más fuerte de todo, los caballeros sith eran conocidos como (ojo) legiones de Lettow. Menos mal que se le fueron ocurriendo cosas nuevas por el camino…

3-No siempre fue La Guerra de las Galaxias

El primer escrito de dos páginas no tuvo el título estrella desde el principio. De hecho, la idea de Lucas era llamarlo El Diario de los Whills (Whills, por aquel entonces, es como el equivalente actual a la Fuerza), una idea que tardó en desechar. Tampoco es que se pareciera mucho a la trama que todos conocemos. De hecho, sus protagonistas eran unos tales CJ Thorpe y Mace Windy, nada que ver con Luke Skywalker (que aparecería en versiones posteriores del guión, como general y no como protagonista) y Obi-Wan Kenobi. Con el tiempo, El Diario de los Whills cambió a Las Aventuras de Starkiller, episodio I: La Guerra de las Galaxias, y, posteriormente, a Las Aventuras de Luke Starkiller, como se narraban en “El Diario de los Whills” (saga 1) La Guerra de las Galaxias. No debe ser sorpresa para nadie que el título se cambiara, con el tiempo, a, simplemente, The Star Wars, y perdiera el “The” al comenzar la producción.

2-Personajes, personajes

Los personajes de Star Wars sufrieron variaciones extremas desde el primer boceto de guión hasta que la película salió a la luz. Por ejemplo, según la versión que cojamos, podemos encontrarnos con que la princesa Leia no era princesa y, de hecho, se trataba de un personaje secundario (ni más ni menos que… ¡la prima de Luke!). Otras versiones del guión introducían a dos grandes amigos de Luke, Bigg y Carnie (Bigg aún puede ser visto en el Episodio IV). Luke, por su parte, es descrito como “bajito y gordo”, al contrario que su exitoso hermano Arthur. Con todo, existe una versión en la que mata, él solito, a Darth Vader. Por supuesto, esta versión fue desechada rápidamente por el bien de las secuelas. La cosa no acaba aquí: Podemos hacernos una idea de lo desfigurado que está el protagonista al ver una secuencia en la que pega un puñetazo a la princesa Leia en la mandíbula cuando ésta dice algo que no le gusta (hay que tener en cuenta, además, que en esta versión Leia tiene 14 años… y el protagonista no es otro que Annikin Starkiller. ¿Os suena el nombre?). Otros personajes se encuentran cambiados con respecto a la idea inicial de Lucas. Jabba el Hutt era un amigo humano de Han Solo, y Han Solo era descrito como “un monstruo gigante, de piel verde, sin nariz y con largas branquias”. ¡Clavadito a Harrison Ford! Por su parte, Chewbacca es descrito como “un monstruo gigante y gris, con colmillos de babuíno”. George Lucas puede estar contento de que no le dieran la aprobación demasiado pronto y pudiese repasar el guión. ¡Ah! Y no todo es sobre Star Wars: También hay sorpresas en el Episodio I, aunque en este caso se dejó aconsejar para mal. ¿Os acordáis de Jar-Jar Binks, ese payaso sin gracia? Bueno, pues originalmente era un mercenario a sueldo que traicionaba a Qui-Gon Jinn y abría interesantes tramas para la segunda parte. En su lugar, crearon a un personaje repelente haciendo gracietas. Bravo, George Lucas. Bravo.

1-Así era

El primer boceto de Star Wars anunciaba una trama en sus primeras frases que a duras penas coincide con lo que todos conocemos hoy en día. Ojo, porque Star Wars trataba, originalmente, de “la historia de Mace Windy, un gran Jedi-bendy de Ophuchi, contado por CJ Thorpe, un aprendiz padawaan de los famosos jedi”. Nota para los futuros guionistas: Esta es la razón por la que re-pensar las historias y hacer varias versiones es siempre una buena idea.

Acerca de Kelkoo

No solo te ayudamos a buscar las mejores ofertas online. Además, te entretenemos con los mejores tops y curiosidades del mundo. ¡No os lo podéis perder!
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Star Wars: Cómo podría haber sido

  1. rg dice:

    Guau… enhorabuena por el post. No conocía nada de lo que cuentas… Muy interesante. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>