¿Miedo a volar? Tranquilo, no estás solo

Realizada por S. Alt

Está ahí fuera. Grande y magnificente. Tragas saliva y te acercas poco a poco a la puerta de embarque, con el sudor frío cayéndote por la espalda. Con miedo y absoluto pavor ante la posibilidad de montarte en ese avión que promete llevarte a unas vacaciones paradisiacas. Si te has identificado, tranquilo, no estás solo. Es más, el 66% de las personas tiene miedo a volar. Así que ya ves: El que no es normal es, precisamente… ¡El que no tiene problemas!

La investigación, llevada a cabo por la organización argentina Poder Volar, destinada a intentar quitar cualquier molestia a la hora de coger un avión mediante servicios personalizados, fue realizada en base a los testimonios de mil personas, de las que un 27% reconocía medicarse para poder aguantar los viajes en avión (un 17% automedicado y un 10% con receta médica).

Aunque la mitad de los afectados por el miedo a volar dicen que ningún otro medio de transporte les da más pavor, un cuarto afirma estar aterrorizado por los ascensores y otro cuarto no poder aguantar los barcos. Para los que no tienen miedo a volar, toda esta paranoia resulta algo extraña, pero vistas las causas que más se temen, es posible que reconsideren su postura. La gran mayoría (el 40%) tienen miedo a un accidente, mientras que otros temores son las turbulencias (21%), el despegue (11%), el aterrizaje (2%), los ruidos del avión (1’5%), que se produzca un problema en el motor (2%) y, curiosamente, temor al temor en sí mismo (14%).

Además, los encuestados (que viajan como media de 1 a 3 veces al año) no tienen miedo a todas las aeronaves por igual: Mientras que el Boeing les da seguridad a la mitad de ellos, Airbus (32%) y Embraer (20%) tienen peores resultados. Lo mismo ocurre con las aerolíneas, ya que aunque, sorprendentemente, todas aprueban, las hay que sacan un 8 de media (Lufthansa, American Airlines, British Airways, United Airlines y LAN) y otras que deben conformarse con un 5 raspado (GOL y Austral).

La investigación, realizada para  entender mejor al enfermo fóbico, finaliza sus conclusiones, sin embargo, tratando de calmar a los afectados. No en vano el avión es el transporte más seguro de la actualidad, a pesar de que sus accidentes salgan continuamente por televisión (precisamente por su impacto y su condición de rareza). Si, pese a todo, es imposible quitar la imagen de un avión estrellándose de la cabeza, hay consejos que pueden serte útiles.

Realizada por Pranav

Por ejemplo, tratar de mantener la calma y pensar que los pilotos son profesionales muy bien preparados que, al menor problema físico o mental, prefieren quedarse en tierra para proteger al pasajero. Además, estos profesionales pilotan un medio de transporte muy seguro, con el que es difícil cometer errores en el espacio aéreo. Por si esto fuera poco, hay tantos recursos de seguridad y salvamento en el avión que hasta el propio asiento, en caso de tener que usarlo, puede servir para flotar en el agua.

Si el recordatorio de la seguridad no funciona, siempre cabe la posibilidad de viajar en compañía para amortiguar el miedo, cogiendo la mano del compañero o compartiendo el temor. También es muy normal comentárselo a las azafatas, que harán lo posible porque el viaje sea lo más agradable posible. Finalmente, la respiración profunda y la relajación funcionan muy bien, siempre y cuando consigamos dejar de pensar durante un momento en accidentes de avión.

Si nada de esto funciona, no pasa nada: En unas pocas horas habrás llegado a tu lugar de destino y el miedo se evaporará. Ya solo queda una cosa que hacer: ¡Disfrutar! 

Esta entrada fue publicada en Aviones, Curiosidades y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.