10 cosas que no sabías sobre el Empire State Building

El Empire State Building es conocido como el edificio más grande del mundo (hasta que llegue el nuevo gran rascacielos de Nueva York), y se dice que la antena se puso como colofón, para ser, efectivamente, el sitio más alto de Nueva York. Pero aunque uno crea que lo conoce todo sobre el gran edificio, aunque haya subido hasta lo alto y haya visto Nueva York a sus pies… ¡Seguro que hay unas cuantas cosas que desconoces sobre el Empire State! Nosotros te presentamos 10, para ser más exactos. Pásate a descubrirlos y quédate con la misma sorpresa de quien sube por primera vez.

1. Hablando de números: Se necesitan subir 1860 escalones para llegar al piso 102 (eso hacen unos 18 escalones por planta), y entre medias pasarás por 6500 ventanas, 73 ascensores y unos 5 millones de metros de cable telefónico dando servicio al edificio, además de 761 metros de cable eléctrico y unos 112 de tuberías. ¡Casi nada!

2. Tardó un año y 45 días en ser construido (Marzo 1930-Mayo 1931), y los trabajadores iban a un ritmo de 4 pisos y medio a la semana. Para construirlo se necesitaron 10 millones de ladrillos, 57000 toneladas de hierro y 730 de aluminio.

3. Aunque parece que llevan ahí toda la vida, lo cierto es que los focos que iluminan la parte superior del Empire State (que cambian de color cuando ocurren eventos deportivos o fiestas nacionales) llevan ahí solo desde 1964.

4. En el vestíbulo se pueden observar murales con referencias a las siete maravillas del mundo antiguo. ¿La razón? Los constructores del Empire State lo consideraron como la Octava Maravilla del Mundo, nombre que, curiosamente, es el que se le daba a King Kong en la película homónima… ¡en la que subía al Empire State! Cuánta obsesión por convertirse en la octava maravilla, ¿no?

5. Los ascensores son tremendamente rápidos: Se puede ir desde el lobby hasta el piso 80 en 45 segundos.

6. En el Empire State hay cerca de 1000 empresas trabajando, y unos 21000 empleados (es el segundo complejo de oficinas más grande de Estados Unidos tras el Pentágono). Tal es su importancia que tiene un código postal exclusivo, el 10118.

7. Aunque pueda perecer lo contrario, la mayoría de las personas que pagan más dinero para subir más allá del piso 86, al 102, dicen que no merece la pena en absoluto, ya que, mientras que en el piso 86 estaremos al aire libre, en el 102 tendremos que ver la ciudad tras un cristal que, a estas alturas, está arañado y en baja calidad. La imagen más pura (y perfecta para sacar fotografías) se verá en el piso 86.

8. El 14 de Febrero, las parejas pueden casarse en el piso 80. Llevan 18 ediciones de este evento, y cada año se escogen a unas pocas parejas, que envían su vídeo vía Internet. Este vídeo se cuelga en la red y, después de que un jurado seleccione a 16 semifinalistas, la gente puede votar a su pareja favorita, ya sea para casarse o para renovar sus votos.

9. En Febrero, se realiza la carrera de subida al Empire State, en la que atletas variados deben subir 1576 escalones hasta el piso 86 (¡al menos no tienen que ir hasta el 102!). Llevan 36 ediciones de esta carrera y el año pasado se hicieron con la victoria un corredor de Alemania (¡su séptima victoria!) y una de Nueva Zelanda (¡su segunda!), ambos con algo más de diez minutos hasta llegar arriba. Las escaleras están cerradas a los turistas el resto del año.

10. El nombre del Empire State Building se originó de una forma lógica: El sobrenombre del estado de Nueva York es el del Estado Imperial (Empire State), y eso llevó, lógicamente, al edificio. Según la leyenda, uno de los fundadores del estado se quedó tan alucinado por lo majestuoso del lugar que dijo “Este es el nuevo imperio”. Y he ahí el origen de todo.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Nueva York y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.