5 datos que no conocías sobre la Ruta 66

Entre los viajes soñados por muchos, más allá de los viajes de agencia y aquellos que hacemos con poco dinero en plena juventud, es el de ir a la ruta 66 y recorrerla completa, haciendo paradas en los lugares más recónditos de Estados Unidos y viendo las curiosidades que allí se agolpan. ¿Quieres conocer algunos de los detalles de uno de esos viajes que tarde o temprano todos vamos a soñar con hacer? ¡Bienvenidos a la ruta 66! No os despeguéis de vuestra moto, porque allá vamos.

1) La longitud total de la Ruta 66 es de unos 4000 kilómetros, aunque es difícil de saber teniendo en cuenta que ha desaparecido de los mapas oficiales desde 1985. En todo caso, es tan grande que pasa por ocho estados: Illinois, Missouri, Kansas, Oklahoma, Texas, nuevo México, Arizona y California (o lo que es lo mismo: Tres zonas temporales diferentes).

2) Por mucho que lo intentes, será imposible que recorras el cien por cien de la ruta 66, ya que solo se puede recorrer el 80%. Ten en cuenta que la ruta original es tan larga que iba entre Chicago y Los Angeles, aunque para volver a aquella esencia de la ruta 66 antigua (la que unía pequeños pueblos con grandes ciudades) deberíamos desviarnos un poco de la verdadera ruta en sí.

3) Otros nombres por los que la Ruta 66 es conocida son “Mother Road” (La carretera madre, nombre acuñado por John Steinbeck en su novela Las Uvas de la Ira), “The main street of America” (La calle principal de América) o “The Will Rogers Highway” (La Autopista Will Rogers), aunque su nombre oficial actual es “The Historic Route 66” (La Histórica Ruta 66)

4) El fast food más antiguo de la Ruta 66 que no tenga que ver con una franquicia se abrió en Springfield (Illinois), comenzó en 1946, y todavía sigue en pie. Es el Cozy Dog Drive, y también es un lugar donde pasar la noche (desde 1950). El primer McDonald’s, por su parte, se abrió en 1945 en San Bernardino (California) y ahora mismo es un museo de la Ruta 66.

5) El hotel más antiguo que se puede encontrar en la Ruta es el Hotel Eagle en Wilmington (Illinois), que estuvo en pie desde 1836 hasta hace unos años, aunque se dice que se restaurará.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.