Enamorado de Copenhague

…esa es parte de uno de los estribillos de una de las canciones danesas más famosas. Y el letrista tenía razón: Hay muchas buenas razones para estar enamorado de Copenhague. Haz un tour de Copenhague por los canales por donde podrás acercarte a la Librería Real, El Diamante Negro, Nyhavn y La Sirenita, que está sentada en su roca en Langelinje y mira más allá del mar. La persona histórica más famosa de Dinamarca, el escritor HC Andersen, escribió el cuento de hadas sobre la sirena, que murió por un corazón roto. Y esa es su razón para ser el lugar más conocido de Copenhague a pesar de que la estatua en sí misma es muy pequeña y una experiencia un tanto decepcionante para todos los turistas japonesas que van a verla.

Si quieres experimentar la acogida de ser danés, deberías visitar Christiania y jugar a billar o a backgammon con uno de los habitantes del lugar mientras pruebas su cerveza de marihuana local. O visita Mindelunden, donde la resistencia danesa fue ejecutada durante la ocupación en la II Guerra Mundial. Desde lo alto de Rundetarn puedes ver los techos rojos de la ciudad vieja y, si quieres disfrutar la tradicional comida danesa, de la forma más deliciosa, deberías visitar uno de los muchos restaurantes en las callejuelas de la ciudad. Arenques y cerveza: No se puede ser más danés que eso.

Hecho por Qfwfq78


Cerca de la Gran Estación Central encuentras Tivoli, que se dice que es el mayor parque de atracciones del mundo, aunque personalmente prefiero Bakken, situado en medio del bosque al que los daneses llaman Dyrehaven. Aquí puedes comer algodón de azúcar todo el día mientras arriesgas tu vida en la vieja montaña rusa de madera. En Bakken también puedes encontrar el viejo teatro-restaurante, Bakkens Hvile, donde puedes vivir diferentes shows de variedades con chicas cantando y bailando. También puedes visitar el cementerio, Assistens Kirkegarden, en el área de Norrebro. HC Andersen y Soren Kirkegaard están enterrados aquí junto a muchos famosos escritores y actores daneses. Mucha gente usa el cementerio como un lugar para relajarse, donde sentarse en la hierba encima de mantas. Si te gusta el arte, debes visitar Luisiana, un museo de arte moderno situado al norte de Copenhague, en el pueblo de Humlebaek, pero si el arte no te apasiona, merece la pena viajar allí pese a todo.

Ven a Copenhague en verano. El verano danés tiene largas y brillantes noches en las que puedes sentarte en Nyhavn, en el Jardín del Rey, en la Playa Hellerup o quizá en el Jardín Frederiksberg y experimentar una noche para recordar con barbacoas y gente feliz bailando a tu alrededor. En Julio, el festival de jazz se celebra en la ciudad, lo que significa música, baile y canto todo el día. Antes de que dejes Copenhague para volver a casa ve al ballet en el Teatro Real en Kongens Nytory. Los bailarines de ballet bailan alegremente en el escenario y experimentarás la alegría de estar en un país antiguo, repleto de tradiciones y amor por la alta calidad.

Escrito por: Anne Soljberg (Kelkoo Dinamarca)

Esta entrada fue publicada en Copenhague, Destinos de viaje y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.