Oslo para los entusiastas de la cultura

Oslo tiene diversas atracciones y museos para aquellos interesados en la cultura. La nueva Casa de la Opera en Bjorvika se ha convertido rápidamente en una atracción muy popular después de terminarse en 2008. El edificio está cubierto en mármol y cristal, y está situado al lado del agua. Los visitantes pueden caminar por el techo de la casa de la ópera y disfrutar las vistas de los fiordos. El edificio se ha convertido en un nuevo monumento, que se levanta cercano a los fiordos. Es posible reservar un tour guiado, que dura alrededor de cincuenta minutos  y están disponibles los fines de semana. Para llegar a la ópera, hay un puente desde la Estación Central.

La atracción más famosa de Oslo son los saltos de esquí, en Holmenkollen. Holmenkollen está iluminado por la noche y es visible desde la mayor parte de la ciudad. Los saltos de esquí tienen lugar en las colinas Holmenkollen, alrededor de Oslo. Para llegar a Holmenkollen, la forma más sencilla es tomar el metro hasta Frognerseteren. Es posible visitar la parte alta de la torre, desde donde hay una espectacular vista del fiordo y de Oslo. Dentro de la torre hay un museo de esquí, donde la historia es presentada desde hace 4000 años y dura hasta hoy, además de expediciones polares hechas por Nansen y Amundsen, y los Juegos Olímpicos de Invierno en 1952 en Oslo y en Lillehammer en 1994.

Realizada por Moyan Brenn

El Parque de Esculturas Vigeland es un gran parque localizado en Frogner. El parque de esculturas es parte del parque Frogner y está adornado con 200 esculturas realizadas por Gustav Vigeland. El parque es gratuito siempre y muy popular a lo largo del año, tanto por locales como por visitantes. En verano encontrarás gente teniendo picnics, haciendo una barbacoa y jugando en las llanuras. El parque tiene un montón de campos y se puede hacer excursionismo durante verano e invierno. Una de las más famosas esculturas es el Monolito, una torre de 17 metros de alto consistente en 121 figuras humanas esculpidas en un solo bloque de granito. Otra escultura popular es el pequeño Sinnataggen, que muestra a un niño pequeño y enfadado que está reventando de ira. Para llegar al Parque de Esculturas Vigeland, puedes coger el autobús 20 y 21 o el tramo 12 hasta la parada “Vigelandsparken”, o el metro hasta la estación Majorstua.

¿Quieres ver cómo era Noruega antaño? Entonces deberías visitar el Museo Noruego de Historia Cultural (Folkemuseet) en Bygdoy, consistente en 155 edificios tradicionales noruegos, incluyendo una iglesia de alrededor del año 1200. Puedes entrar en los edificios y experimentar la cocina antigua, comprar dulces de una vieja tienda de golosinas y, en verano, puedes montar en caballo y ver bailes folk, intentar alimentar a los animales, participar en tours guiados y mucho más.

Realizado por Rennings

Si no has encontrado la forma de ir a Bigdoy, deberías visitar el Museo de Naves Vikingas, que es gratuito. El museo no es enorme, pero encontrarás dos naves bien preservadas del siglo IX, además de otros hallazgos sacados de tumbas vikingas en Noruega.

Escrito por: Hanne Holter (Kelkoo Noruega)

Esta entrada fue publicada en Destinos de viaje, Oslo. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.